El lado lúdico: ideas de juegos creativos para ayudar al desarrollo de los niños pensantes

¿Es tu hijo un niño creativo y pensante que juega con su imaginación? Estos juegos lo ayudarán a nutrir su aspecto creativo y a desarrollar su confianza.

No hay dos niños iguales y eso hace que la maternidad sea tan maravillosa. Es increíble pensar que todo formará la personalidad de tu  hijo o de tu hija, sus intereses, sus amistades, motivaciones, cómo enfrentará los problemas y cómo hacen las tareas. El desarrollo infantil es fascinante y a través del juego y del tiempo compartido podés conocer el carácter de tu hijo.

La serie de artículos “El lado lúdico” de este blog identifica seis tipos de personalidades y te dá ideas de juegos divertidos que ayudan al desarrollo de la personalidad del niño y a enriquecer su verdadera naturaleza. Si pensás que tenés un niño pensante en casa, continuá leyendo para inspirarte sobre el desarrollo infantil a través del juego. Si no, podés chequear los otros artículos de la serie y fijarte si identificas a tu hijo con alguna de las personalidades.

Juegos de desarrollo creativo para niños pensantes

¿Es tu hijo un niño creativo y pensante que juega con su propia imaginación? Nuestros juegos lo ayudarán tanto a nutrir su aspecto creativo como a desarrollar su confianza.

¿Cómo es un niño pensante?

Los niños pensantes o pequeños pensadores quedan completamente absortos en su juego. Pueden concentrarse en lo que hacen y disfrutan de completar su tarea. ¿Te suena familiar? Los pequeños pensadores tienden a ser menos extrovertidos que otros niños y disfrutan de juegos para pensar que llevan tiempo para completarse. Los juegos pueden ser una forma maravillosa de estimular la confianza de estos niños que suelen ser un poco más tímidos o con un costado pensativo.

Hay muchas maneras en que los niños creativos pueden jugar y expresarse, no los reprimas ni les impidas desordenar, porque eso forma parte de la actividad de jugar.

¿Cómo son los niños pensantes en el juego?

Los pequeños pensadores son maravillosamente intensos y apasionados. La amistad es muy importante para ellos y son muy leales a sus amigos más cercanos, a quienes ejercen su tranquila influencia. Esto es un gran beneficio y los hará valiosos integrantes de grupos. Generalmente, tienen muy bueno ojo para los detalles, una habilidad muy valorada. Podés ayudar a tu pequeño pensador a desarrollar sus capacidades analíticas a través del juego y también a brindarle apoyo para fortalecer su confianza con juegos y diversión.

Juegos de pensar y crear para pequeños pensadores

Encuentros familiares

Pueden organizar un encuentro familiar semanal para fomentar la comunicación. Cada miembro de la familia es invitado a compartir sus pensamientos, sentimientos e ideas, incluyendo al pequeño pensador. Pueden planear salidas familiares o hablar sobre las cosas que causan algún problema. Pueden crear una agenda en la cual tu pequeño pensador puede pensar lo que quiere decir con antelación. Estos encuentros promueven la comunicación y tendrán efectos muy positivos para mejorar la capacidad de comunicación de tu hijo, estarás sorprendida con sus resultados y con todo lo que se beneficiará la familia con esta experiencia.

¿Qué hay en las medias?

Se trata de un juego que promueve la comunicación. Primero elegís dos medias y pones algo chiquito dentro de ellas, cualquier objeto o juguete pequeño, después haces un nudo al final de las medias y las escondés.

La primera parte consiste en saber donde están las medias, los chicos tienen que buscarlas por toda la casa y la segunda en adivinar que hay dentro de ellas. Para saber que hay dentro de la media hay que hablar, preguntar, pensar en un objeto que quepa allí y dar respuestas. Vale dar pistas. ¡Podemos garantizar muchas risas para todos los participantes del juego!

Juego limpio

Este es un juego divertido para dos niños, algo para hacer cuando tu pensador tiene un amigo de visita con quien jugar. El juego consiste en darle un papel y un lápiz a uno de los niños y el otro tiene que hacer un dibujo con el dedo en la espalda del primero, el niño que tiene el lápiz tiene que repetir el dibujo en el papel. ¡El dibujo es muy divertido! Además, es un juego que estimula la cooperación sin estrés. Los chicos se pueden intercambiar los roles y generalmente se generan buenas conversaciones a lo largo del juego.

Rastros de Telaraña

Este juego es para hacerlo fuera de casa. Llevá a tu pequeño pensador y a otro amigo aventurero a la caza de arañas, pueden ir a una plaza o parque cerca de tu casa o incluso en el patio de la escuela. La idea es que observen muy bien cada telaraña que encuentran.

¿Hay una araña ahí? ¿Qué forma tiene la tela? Los chicos tienen que llevar un registro de lo que encuentran en su cuaderno, hacer dibujos o sacar fotos. Este juego ayuda a estimular la capacidad de observación, memoria y comunicación de lo que ven y promueve la creatividad.

Telarañas fibrosas

Después de la búsqueda de la telaraña, los chicos van a querer hacer la propia. Podés usar un hilo grueso o una cuerda vieja de grosor fino y darle la forma del tejido laborioso que hacen las arañas, cortando y pegándola sobre un papel. Después, lo dejás secar y con cuidado quitás el papel para dejar la telaraña. Tu pequeño pensador disfrutará de haber logrado su artesanía.

Al cabo de un día agitado de caza de telarañas al aire libre y de manualidades con pegamento en casa, es muy probable que encuentres la remera de algodón de tu hijo con manchas de pasto, te recomendamos que uses el nuevo Ala líquido, imbatible con manchas difíciles. También podés explorar la Pandilla de las Manchas para saber exactamente qué hacer con manchas específicas.

¿Cómo podés ayudar a tu pequeño pensador a desarrollar confianza en sí mismo? Comparte tus ideas y comentarios con nosotros. ¡Estamos encantados de escucharlos!