Skip to content

Aprender a dejar los pañales (entre los 18 meses y los 3 años)

La edad del control de esfínteres y de dejar los pañales es todo un desafío para los chicos. Leddy, creadora de MundoYoSoy y experta en estimulación temprana, nos explica como acompañar a los chicos a transitar esta etapa.

A esta edad tu hijo adquirirá la capacidad del control de esfínteres e intestinos. Aprender a usar  la pelela y dejar el pañal  es un hito en su desarrollo, esta habilidad le proporcionará independencia y reforzará su autoconfianza.

Sin embargo, a veces éste aprendizaje no se logra como estaba previsto, causando angustia y frustración en el niño y los padres. Para que su nene no retroceda hay que tomar las cosas con calma, relajadamente y evitando discusiones. Poco a poco se logrará el objetivo.

¿Cómo saber si está listo?

Acciones para el control de esfínteres en niños:

Asegurarse de que el niño camina y es capaz de quedarse sentado un rato.

Observa a tu pequeño. Sabrás que está listo para iniciar a dejar el pañal cuando se lo quite, o pida que se lo quiten cuando está sucio o cuando “baila” antes de hacer pipí o popó.

Colocar una pelela o porta inodoros para niños en el baño y explicarle para qué sirve. De manera simple.

Para iniciar, hay que sentarlo con ropa y por poco tiempo mientras se le lee un cuento o se canta. No es conveniente obligarlo a sentarse por mucho rato.

Hay que observar mucho al bebé/ niño y saber cuál es el horario en que habitualmente hace popó y alrededor de esa hora deberás sentarlo.

Llevarlo al baño cada vez que diga que tiene ganas de ir.

Ir a comprar ropita interior de niño o niña “grande” de su preferencia y con los diseños que ellos elijan y explicarle que debe aprender a mantenerlas limpias y secas.

Darle incentivos y premios (abrazos, palabras de felicitación, besos, etc.) cada vez que logre hacer popó en la pelela o baño.

Es importante no ser demasiado insistentes o agresivos para evitar el negativismo, ya que puede aparecer el estreñimiento.

Cuando se presenten accidentes, hay que enfrentar la situación con tranquilidad diciendo “se te olvidó avisar, la próxima vez lo harás”, “Te ayudaré a cambiarte y recuerda que debes mantener tu ropita interior de niño o niña grande bien seca”, “no te preocupes, fue un accidente, la próxima vez me avisas”

Finalmente, aconsejamos iniciar este aprendizaje de manera muy optimista y de preferencia en clima caluroso, para que la ropita seque rápido y sea ligera. Así mismo, aunque su hijo aprenda a controlar sus esfínteres durante el día, es recomendable que aún usen sus pañales por la noche, hasta que vea que amanecen secos siempre.

Si espera hasta que crea que su hijo está preparado, siguiendo las recomendaciones que le hemos mencionado, entonces el proceso de aprendizaje será rápido y relajado.

Agradecemos la colaboración de Leddy Vernaza Eléspuru, creadora de Mundo Yo Soy que nos ha enviado este artículo. Nos encanta compartir con mamás blogueras temas de crianza, maternidad y desarrollo infantil. ¡Esperamos que lo disfrutes!

Consejos de limpieza para toda la casa. ¡No importa si estás ordenando o tienes una mancha por remover, haz click aquí y descubre todo sobre limpieza