Skip to content

Receta de cocina para niños – Bolitas de Chipá

Cocinar con los chicos es una experiencia super divertida para ellos y sobre todo el tema de ¡poner las manos en la masa!, esto hace que sea uno de los mejores juegos de cocinar para ellos. Además, seguir una receta paso a paso supone un proceso cognitivo muy constructivo.

Seguir instrucciones, trabajar en equipo, hacer cálculos y mediciones son actividades que contribuyen a desarrollar el potencial de los chicos. De igual manera, cocinar les brinda una gran oportunidad de ser creativos además de proveerles una experiencia sensorial en la que descubren distintas texturas, sabores y olores.

 

Beneficios de aprender a cocinar con recetas fáciles

Cocinar es también una muy buena manera de fomentar su curiosidad y su capacidad de observación, para los chicos es muy emocionante descubrir que algunos alimentos cambian de forma, de color, de textura al ser horneados o mezclados con otros ingredientes. Es también un buen momento para hablarles de las propiedades de los alimentos y de su importancia para crecer sanos y fuertes.

Otra de las enormes ventajas es que, familiarizarse con la cocina contribuye a que los niños estén más abiertos a probar nuevos sabores y se acostumbren a comer de todo. Por último, el sentimiento de logro y satisfacción que les producirá el resultado final después de poner esfuerzo y dedicación, es un valor muy positivo que debe inculcarse desde la infancia.

Existen muchas recetas fáciles que los chicos disfrutarán de principio a fin. El siguiente es un buen ejemplo, los chipas de queso ¡riquisimos! y nutritivos, ideales para la merienda o los fines de semana. ¡A jugar y amasar que nosotros en Ala nos encargamos de limpiar!

 

Bolitas de chipá: ¡una receta sencilla para cocinar con niños!

Ingredientes

500 gr almidón de yuca 500 gr de harina de maíz molido 500 gr de queso rallado 6 huevos 1 taza de leche 8 cucharadas de manteca de cerdo 1 cucharada de semillas de anís 1 cucharada de sal

Preparación:

  1. Mezclar la harina de maíz y el almidón de yuca en un recipiente grande.
  2. Añadir los huevos, la manteca de cerdo y el queso rallado.
  3. Mezclar hasta formar una masa distribuida uniformemente.
  4. Disolver la sal en la leche y añadirla a la mezcla junto con el anís.
  5. Continuar amasando hasta que esté suave, con una consistencia. Debe sentirse como si fuera arena blanda.
  6. Precalentar el horno a 250°C.
  7. Formar pequeñas bolitas con la masa.
  8. Hornear durante 15-20 minutos en una bandeja sin engrasar, hasta que estén doradas con un exterior crujiente.

¿Qué otras recetas fáciles para niños recomendás?

Consejos de limpieza para toda la casa. ¡No importa si estás ordenando o tienes una mancha por remover, haz click aquí y descubre todo sobre limpieza