Skip to content
una noche sin baño

Actividades antes de dormir: ¡una “noche sin baño”!

Para los chicos, bañarse puede ser tan divertido como ensuciarse, más todas las aventuras que esto implica. Pero, a veces, después de un largo día de juego, la hora del baño puede resultar una experiencia poco agradable para tus pequeños exploradores. Entonces, ¿por qué no nos quitamos el estrés y nos permitimos una “noche sin baño”?

actividades-antes-de-dormir-una-noche-sin-baño(JPEG)(111KB)


Jugando con reglas diferentes:

una noche de actividades tranquilas en lugar del baño

Darles a los chicos una noche libre y sacarlos de la rutina del baño puede hacer maravillas. No sólo les da una noche especial de actividades tranquilas para que puedan hacer algo diferente, sino que, además, puede resultar beneficiosa en el momento en que la hora del baño regresa, para que puedan darse cuenta de su sentido y significado y se favorezcan de bañarse regularmente. Pensalo como un regalo para vos y para tus hijos: como cuando se corta la luz, y el tiempo parece avanzar más lentamente o incluso detenerse por completo, y empezás a jugar con reglas diferentes.


Qué actividades antes de dormir podemos crear

Lo último que querés hacer, por supuesto, es exaltarlos o espabilarlos antes de que se vayan a dormir. Por eso, vas a reemplazar la hora del baño con actividades tranquilas: nada que sea muy competitivo. La “noche sin baño” es una noche especial, así que vas a necesitar otro tipo de actividad. No importa cuál elijas, lo importante es que sea algo que ellos sólo hagan durante esa noche. ¿Por qué no probás estas ideas?

  • Crear un collage familiar, con cada una de las “noches sin baño” que hayas creado.
  • Cantar canciones de cuna o inventar alguna para cantar todas las “noches sin baño”.
  • Escribir cartas o poemas para amigos que estén lejos o para algún amigo imaginario de otra parte del mundo y de otro tiempo.
  • Hacer dibujos de las actividades que reflejen lo que hicieron ese día o lo que harán el día siguiente.
  • Escribir una historia y agregarle un capítulo nuevo cada “noche sin baño”.

Lo importante es generar un clima en el que la rutina se detenga por una noche. Nuevas actividades tranquilas son el objetivo, y ¡las actividades usuales no están permitidas! Dependiendo de la edad de tu hijo y de la etapa del desarrollo que esté atravesando, podés también obtener su ayuda para planear qué hacer juntos. Dejá que te ayude a escribir reglas para la “noche sin baño”.

Los beneficios de las actividades antes de dormir: ¡la hora del baño en su mejor momento!

Tomarnos un recreo de la rutina del baño de los niños y cambiar las actividades antes de dormir restaurará la hora del baño y hará de ella el mejor momento para tu hijo: alegría, entretenimiento, amor y un tiempo muy importante entre padres e hijos. Luego de una noche “libre”, la rutina del día siguiente se transformará en novedad y diversión. ¿Ya probaste la “noche sin baño” con tus chicos? Nos encantaría conocer las ideas que tus hijos y vos tienen en mente. ¡Compartilas con nosotros!

Tu aliado en el hogar, para la limpieza, orden y muchas cosas más! No importa si estas ordenando o tenés una mancha para remover.